martes, 25 de septiembre de 2012

Érase una vez... el cuerpo humano

Últimamente me he acordado de la serie de dibujos de mi infancia:  Érase una vez... el cuerpo humano


La historia de dibujos nos narra como funciona el cuerpo humano y nos hace entender como nos defendemos de las agresiones externas, como el cerebro ordena al cuerpo que hacer y como hacerlo sin tener que pensar en nada, como dentro de nosotros hay cosas minúsculas que pelean día a día por que todo funcione como el código genético les indica... 

Son dibujos de los que merecen la pena... (hay libros y serie de dibujos)


Trato de recordar como el Cerebro manda al corazón que bombé mas rápido, como autoregula todo para no fallar, cómo manda correr los mensajeros con sus ordenes..., porque el mio se ha debido pillar unas vacaciones o lo he sobrecargado de problemas y pensamientos que están pasándome factura como me recuerdan la marca de mi brazo y mi cabeza...

Esos dibujos nos advertían de la suciedad, los virus, los malos habitos... (lastima que no avisaran de las comeduras de cabeza ;)).




Podéis ver la serie en Antena 3 (España): Para ver la serie online, legal y gratis Yo veré el 7 y el 8  ;).

Más información en: http://es.wikipedia.org/wiki/%C3%89rase_una_vez..._el_cuerpo_humano

1 comentario:

Ulex Ryu dijo...

Gran serie, estupenda y muy didáctica.

Y tienes razón, es una lástima que no advirtiera en contra de las comeduras de cabeza. Por otro lado, ¿serviría de algo? Hay veces en que no puedes evitar darle vueltas a las cosas. He aprendido que sí, puedes distraerte viendo una peli o una serie, leyendo algo entretenido o refugiándote de tu vida con amigos u... otra gente. Pero desgraciadamente, la causa de lo que te atormenta nunca descansa, nunca se marcha y, al final, toca enfrentarse a ello con la única arma que sirve: la verdad.

Eres un buen hombre, y estoy convencido que, por muy malo que sea lo que se te eche encima (que no dudo que lo es), saldrás adelante. Y no olvides que, aunque sea sólo para distraerte, nos tienes a tus amigos para dar el 110% por ti. O lo que haga falta.